viernes, 21 de agosto de 2009

Acción vs Reflexión; Individuo vs Comunidad

Nunca nos dijeron, a nosotros, los racionales y socialmente aculturados camellos, que esta jerarquía en la que el yo se subordina al exterior nos haría tanto daño.

Nadie se tomó la libertad o la molestia de hacernos ver que este férreo sistema de valores, esta falsa cortesía colectiva, nos iría atrapando poco a poco para volvernos unidimensionales, seres homogéneos en la pared de ladrillos que se preocupan más del 'bienestar' social del moldeado barro colindante que de cómo se consume el propio continente.

Porque los pasionales, con aquello de guiarse por su instinto, la voluntad que se dice, consiguieron la nada deleznable tarea de entrar en sus interiores, mirando más al ombligo que a externas fachadas de cerámica.

No, parece que ningún mengano nos informó que pasar de pensamiento a acción era un dificultoso quehacer para el que a tientas palpa los hilos del titiritero y mira arriba, directo a sus ojos.

~

Y, tal como Bear Grylls recomendaría en una situación hostil, voy a abrir las gibas del camello y beber de ellas hasta la saciedad, ¡podría salvaros la vida!

Check out here!