miércoles, 27 de enero de 2010

Claves

como sinónimo de llaves: las puertas están abiertas

- Escuchar sin juzgar
Tú= 1 opinión; yo = 1 opinión; puntos de vistas seguramente serán dispares
En el momento en el que una persona nos resulta pesada o agobiante es un reflejo de nuestra propia inseguridad a la hora de exponernos a los demás (mi opinión).

- Exponerse hasta el ridículo. Miasma de la lepra/psicosis
Tú=yo= personas. Barreras surgen con el miedo a mostrarse a uno mismo, por rechazo o por incomprensión.
Si tú y yo somos iguales -y, por lo general, compartimos ese miedo a cagarla-, no cabe el error.
Puedo mostrarme como soy

- Binomio identidad/influencias
En el momento en que algo de ti me gusta lo tomaré como propio, sin importarme el copyright (que le den a la SGAE).
Aunar lo propio con lo influido. Influencias en un recipiente vacío es distinto que tomadas después de un filtro, un criterio individual y subjetivo -nuestra personalidad

Con: filtro y con criterio
Sin: juicio ni miedo

Así me presento

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Tenemos un papel, una coraza puesta ante los demás,nos da miedo aparentar que somos frágiles, que tenemos sentimientos y que no nos gusta lo que le gusta a todo el mundo,y que pensamos diferente!
Hay que ir de frente y no hay que aparentar que se es, hay que ser.

FDO: una compi loca :D

Nevem dijo...

Encantado de conocerte pues =).

No es una barrera, no es un escudo, se llama deseabilidad social. El afán por quedar bien, por ser socialmente aceptados, por no exponerse al juicio, por... ¿qué te voy a contar yo ^^´?

Es parte de nostros, querer agradar a la personas, no al constructo de "personas" en abstracto, sino en concreto, aquellas que nos atraen, con quien tenemos relación y con quien nos gusta estar. Cogemos ideas, pero esas ideas no te las hubieran dado si no estuvieras donde estás.

Mucha suerte con tus empresas ;).

pd: sigo leyendote =P.

Carlos dijo...

Miedo. Qué palabra tan absurda, no? Como tú has dicho "si algo me gusta de tí lo cogeré sin importarme el copyright". Hay quien tiene mucho miedo de que no cojan nada. Qué absurdo.

A todo esto, o te has vuelto socióloga o el examen del viernes me tiene trastocado...XD

Lowla dijo...

"como sinónimo de llaves: las puertas están abiertas"
Qué entrada tan genial, la verdad... pero mantengo mi postura: dale coló a los morros.

Te sigo! ;)

el flautista de hamelín dijo...

Es cierto que esto es un toma y daca, imitamos lo que nos gusta de los demás y los demás imitan lo que les gusta de nosotros, en mayor o menor medida y más o menos directa o indirectamente (consciente o inconscientemente). Bastante acertado el texto en su mayoría, cierto que son las mismas barreras las que nos impiden abrirnos totalmente, pero discrepo en que todos seamos iguales "Tú=yo= personas", aquí hay dos cosas distintas, es cierto que tú y yo somos iguales en cuanto y tanto los dos somos personas, pero abstrayéndonos más por encima de esa equidad básica, diferimos completamente (por fortuna, imagina por un momento un mundo de autómatas igualpensantes, brrrrg).
En la sociedad todos intentamos comportarnos según dicta el modelo cultural, entendiéndose este en un contexto espacio-temporal, político, económico y social; por supuesto ni que decir tiene que existe cierta flexibilidad de comportamientos más o menos aceptadas como válidas, y ya está que seguro que hace rato que has dejado de leer jeje.
Un saludo Alicia!

Helen dijo...

ILlA kE pArAnOYA JijIjIji eSTaS To LoKA ILlA mE cAes To biEn JjiIJijIJi Me HArtO REir ConTiGo

xDDDDDDDDD

AFUERAPARTE de esta parodia social... He de señalar que, si una persona me parece pesada y agobiante no será porque yo esté insegura. Créeme que no xD

Green dijo...

Puede coincidir que estés insegura y que que trates con personas pesadas y agobiantes...pero muchas veces es este agobio la causa, y no el efecto, de nuestra inseguridad. Otras veces es verdad, por nuestra inseguridad somos nosotros mismos los que nos estamos agobiando en el fondo, y proyectamos ese agobio a los demás. Y necesitamos encerrarnos, a ver si se nos pasa con soledad y contacto social nulo. Hasta que no solucionas ese conflicto de inseguridad, no se te pasa la angustia o el agobio, por mucho que te aísles o relajes, estas solo son soluciones temporales.

Me gustó la entrada, así que me he dado el placer de escribirte un buen tocho xD

Y concuerdo con todo lo demás ^^

El hobbit loco ® dijo...

Gran entrada, que ya leí por encima, pero hoy me siento con ganas para comentarla profundamente.
Escuchar sin juzgar, un punto interesante. Casi siempre que nos ponemos a escuchar a alguien nos sentimos como en una especie de posición en la que debemos juzgar lo que dice el otro. Esto ¿esta bien o mal? Como decía Bucay, que parafraseo porque viene al pelo, a veces juzgamos incluso antes de oir, solamente prejuzgamos.
Hay muchos sujetos que disfrutan imponiendo su punto de vista, su visión del mundo que considerar férrea e inamovible. El receptor, sin embargo, siempre tiene la libertad de oir, filtrar, e ignorar la información basura.

A mí particularmente, cuando una persona me resulta pesada o agobiante (como te lo puedo estar resultando yo ahora) me cuesta trabajo cortarle. ¿Causa o efecto de mi propia inseguridad? Dependiendo del contexto, como dice Green, pueden ser ambas.

No hay conversación más deliciosa que la que se comparte sin ningún tipo de miedos, sin sentirte juzgado (el saber escuchar comentado al principio).

Para mi gusto, lo más gratificante, lo más interesante de una conversación es que el fin no sea buscar una respuesta del interlocutor, sino sentirte entendido, que éste sea capaz de adentrarse en tu mundo sin miedos.

Para terminar, con el binomio identidad/influencias, ¿qué es nuestra identidad sino mezclas de identidades anteriores? ¿Y qué son estas sino la copia de otros anteriores?

Un abrazo