viernes, 18 de mayo de 2012

Não tá fácil pra ninguém

Y reconozco tu gesto en mí,
ese de apartar la cara y negar con la cabeza la inevitable sensación,
después de que nuestras almas se encuentren en ese beso, intenso y atemporal