lunes, 21 de noviembre de 2011

Foggy Morning in Braga Town

Qué carita tierna la tuya
entre las blancas sábanas arrugadas
este frío domingo de otoño

Ven aquí y apriétame
hasta que sea molesto, hasta que duela
y déjame zafarme y reír

Una niebla espesa
asoma impasible por la ventana

Da sensación de que el cuarto esté aislado,
mientras la lluvia llama a la puerta

Una isla rodeada de nubes,
llena de mí,
llena de ti
- somos una isla

Voy a dejar fluir
todo el agua
que llevo dentro

Tú agárrate fuerte,
no te vayas a hundir