lunes, 26 de noviembre de 2012

Mundo extraño

Es extraño.Tengo una entrevista esta tarde. Se trata de una organización en la que, tras pagar una correspondiente tasa, te encuentran unas prácticas remuneradas en alguna parte del globo.

Es extraño reconocer la importancia del gesto, totalmente pragmático y con promesas de futuro, después de 15 días sin el rumbo más inmediato que vivir.

¡Qué mundo extraño este! En el que aparentemente una garantía de trabajo se ve como algo más valioso que el contacto humano primero, el desarrollo del individuo como persona, presente relegado a los poco cuerdos, a los insensatos. Y lo rápido que cambiaba yo esta oportunidad por repetir esta burbuja de convivencia, de intercambio humano. Con los ojos cerrados.