lunes, 26 de noviembre de 2012

Pausa

Se me hace difícil pensar.
Se ve que el ansia de cambiar racionalidad por instinto dio frutos
Pero ahora es demasiado, quizás es demasiado

Porque esos labios
y aquellos labios
no son de almas baldías,
sino de cálidos alientos, tal vez tan cálidos

Sonrío y soy luz, como él dijo
Por acaso lo que ahora necesito:
tiempo, calma, silencio

Que nadie más me enrede el pecho,
siempre tan a flor de piel,
siempre tan dispuesto

Voy a quedarme entre sábanas
voy a vivir el ahora
voy a dibujar el momento

Y el resto vendrá luego