sábado, 7 de enero de 2012

Ansiedad desquiciante

No me sienta bien el fin de las vacaciones.
No me sienta bien el tener que hacer maletas.
No me sienta bien el viento de levante.
Adivinen qué tres factores se unen en tal día como hoy.

Además ayer fue a ver Sherlock Holmes 2 y es increíble. Guy Richie sigue en su dinámica de crear personajes que son 'like a boss', y de repente sale otro y es 'the bossest of them all' -and he blows your mind. Y ahora quiero vivir en el Londres de principios del XIX y casarme -o tener un tórrido romance- con Robert Downey Jr. Y sé que es imposible y eso me frustra, qué cosas.

Estoy intentando escuchar Max Richter para calmarme un poco. Sí, ese piano parece que puede relajarme un poco. (Este disco en general tiene buena pinta).


Tengo los billetes de bus y avión impresos, me queda el de tren, comprarlo primero. La maleta, totalmente por hacer aún. Los trabajos y prácticas de la universidad cuando haga la maleta.

Me he quedado con -demasiadas- cosas que hacer por aquí. Gente a la que tenía ganas de ver y no hemos cuadrado horarios, disfrutar un poco más del sol, de los silencios entre amigos. Me han sabido a poco estas vacaciones. No quiero volver a empezar, afrontar otra vez la vida real. Y tengo esta desazón por dentro, un universo que gira vertiginoso dentro. Interior, por favor, cálmate, para quieto.

Tan solo un momento.

Tan solo un momento.

Tan solo un momento.